Las prendas de punto son, sin duda, las estrellas de nuestro armario en los meses más fríos del año. Aportan volumen y calidez y su versatilidad hace que sean aptos para cualquier momento del día y situación.

Desde KOKER te damos ideas para conservar tus prendas delicadas de punto. Nuestras colecciones están llenas de maravillosas prendas en diferentes lanas y en variados grosores: jerseys, chaquetas, ponchos, etc.



Como conocedores de este material, desde nuestra firma os ofrecemos 5 prácticos consejos fundamentales para preservar y conservar el estado de las prendas de lana:

1. Lavar a mano con agua fría, con la prenda del revés y secar en horizontal sobre una toalla.

2. En la medida de lo posible no usar la lana con prendas acrílicas encima, abrigos y forros sintéticos que al rozar el punto lo deterioran.

3. Tener máximo cuidado con las etiquetas interiores de cualquier pieza que se ponga encima de la prenda de punto ya que con el roce o fricción pueden deteriorarla.

4. En la medida de lo posible no llevar la prenda dos días seguidos, es conveniente dejarla reposar.

5. Guardar las prendas dobladas en un lugar fresco y seco. No colgarlos en perchas.

Comparte este artículo