La sostenibilidad es un tema del que cada vez es más consciente la sociedad, y con la moda no iba ser menos. Las marcas cada vez somos más responsables del impacto que tiene la contaminación del sector, y estamos tomando medidas para hacer colecciones que sean más sostenibles.

Por este motivo, las colecciones que se fabrican en KOKER tienen en cuenta todas estas premisas:

El lugar de fabricación: nuestras prendas se fabrican en la Unión Europea, concretamente en Portugal, Francia e Italia, nunca se han hecho en los países del Sudeste Asiático.
 
Koker escoge minuciosamente los tejidos con los que son realizados sus diseños. En Portugal hemos escogido una fábrica de algodón cuyo tejido no se le añaden pesticidas, fertilizantes químicos sintéticos ni herbicidas tóxicos, lo cual beneficia al medioambiente puesto que respeta los recursos naturales y el ecosistema y que en contacto con la piel no provoca dermatitis ni reacciones alérgicas. Este algodón es el tejido con el que se fabrican las camisetas y las sudaderas de la colección Comfy que tanto éxito han tenido.

La innovación tecnológica y científica nos ha proporcionado producir nuevos tejidos en donde se usan materiales nuevos y, entre otros, lo que hasta ahora considerábamos deshechos, como restos de lana, basura plástica o pieles de frutas como el cuero de seta, fibra de piña y la fibra de naranja, entre otros. Todo este tipo de material es muy valorado por la marca en el momento de escoger sus tejidos.

La búsqueda de materiales más resistentes que conviertan a las prendas de Koker en mayor calidad y que sean más duraderas hace que la marca apueste por una responsabilidad consciente.

Y es que, ser sostenible no es tan complicado, solo necesitamos tener la información necesaria y fijarnos para poder colaborar por un mundo mejor.

Comparte este artículo